El pasado verano compartimos en este blog el artículo “Cortinas de verano: colores y telas para suavizar el calor”. Ahora, con la llegada del frío, queremos darte algunas sugerencias para escoger las cortinas de invierno.

Y es que, más allá de la decoración, ¿sabías que las cortinas pueden ayudarte a ahorrar energía? Completa la lectura de este post para vestir tus ventanas con criterio durante los meses más fríos.

Cortinas de invierno: ¿mejor finas o gruesas?

Todo depende de las características de tu hogar, pero si dispones de calefacción (sea cual sea el sistema) o chimenea, lo mejor es evitar que se escape el calor hacia el exterior.

Aunque es cierto que las cortinas finas -tipo visillo o traslúcidas- dejan pasar los rayos de sol, también permiten que se fugue el calor. Por lo tanto, es más adecuado escoger tejidos gruesos. Incluso existe la opción de colocar cortinas térmicas o cortinas dobles.

Consejos para elegir cortinas de invierno

Además, es mejor que las cortinas lleguen hasta la altura del suelo, lo que protege aún más la entrada de aire frío de fuera de casa. Lo más habitual es arreglar las cortinas a medida, para que queden justo a ras de suelo. Pero algunos decoradores también siguen la tendencia de dejarlas un poco más largas, sin importar que arrastren levemente.

En cuanto a los colores, hay que decir que los tonos oscuros ganan la partida esta estación. Los tonos estrella, por su elegancia y fácil combinación con el resto de elementos decorativos y materiales como la madera, son el granate, el verde botella.

Al fin y al cabo, el mejor consejo para elegir cortinas de invierno es que se adecúe a tu personalidad y estilo propios. Para escoger un diseño 100% personalizado, ponte en contacto con Oller Decoració, expertos en cortinas a medida.

Contactar