Tanto las cortinas cortas como las cortinas largas se utilizan a la hora de vestir las ventanas. Pero, ¿cómo elegir la opción más favorecedora?

Hay distintas variables que influyen en el resultado final. Continúa leyendo este post para conocer todos los factores involucrados.

¿Es mejor comprar cortinas cortas o largas para ventanas?

Lo que debes plantearte antes de elegir entre cortinas cortas o largas

Ante todo, lo que te servirá de referencia es el tamaño de la estancia en cuestión, o sea, los metros cuadrados. En el caso de que sea una habitación de dimensiones reducidas, unas cortinas largas “ahogarían” el espacio y sería mejor optar por unas cortas. En cambio, hay más licencias en las habitaciones grandes o espacios más amplios como el salón.

Aunque un cuarto sea espacioso, también hay que evaluar la altura de los techos para generar una percepción óptica apropiada.

Igualmente, valora la medida y la tipología de la ventana. ¿Está compuesta por una sola hoja o por más? ¿Es abatible o corredera? Las respuestas influirán no solo en el tamaño sino también en la clase de cortinas a elegir. Por ejemplo, los estores son más indicados para las ventanas correderas.

Otro aspecto importante es si esa ventana es el único punto de luz de la estancia o hay otras ventanas o puertas de acceso al balcón. Si hay otras cortinas en la misma estancia que van hasta el suelo, lo indicado es conjuntarlas. No obstante, hay más libertad cuando es la única abertura al exterior.

Y, por último, reina el estilo del resto de componentes de la habitación. Cuando se pretende dar un toque clásico, y los demás elementos de la estancia van en sintonía, las cortinas largas serán tu mejor opción. Pero si el estilo es más moderno (o se trata de un dormitorio para niños o adolescentes) quedarán mejor las cortinas cortas.

En Oller Decoració ofrecemos guía para escoger cortinas cortas o largas evaluando todos los componentes de tu hogar. No dudes en contactarnos para dar un nuevo toque personal a tu decoración.

Contactar