Bien entrada la primavera, la temperatura y el índice de humedad son propicios para pintar nuestro hogar. Por eso, dedicaremos esta entrada a contarte más sobre las pinturas de pared para interiores.

Una clase de pintura para cada objetivo

El objetivo de la pintura es embellecer las estancias y darles un toque de personalidad. Pero también hay que destacar que, en función de la clase de pintura, aportan otro tipo de ventajas. De entre todos los tipos de pintura, destacamos los siguientes:

  • Pintura base. Consiste en la primera capa de pintura que debe aplicarse. No es la definitiva. Más bien, prepara la pared para que tenga una superficie lisa y suave antes de la pintura definitiva.
  • Pintura Látex (también llamada pintura plástica). Es muy versátil y común, ya que sus resultados son óptimos sobre muy diferentes tipos de material: cemento, yeso, piedra, pladur… Su acabado satinado y brillante permite retirar de forma sencilla restos de grasa y otros tipos de suciedad. Por ello, es muy recomendable para las cocinas que no sean de baldosa.
Pinturas de pared para interiores
  • Pintura mineral. En lugar de formar una película en la superficie, produce una reacción química (silicificación) para adherirse correctamente. Las estancias de la casa donde es más propicia la humedad, como los garajes o los baños, se benefician altamente de su propiedad transpirable y anti-hongos.
  • Esmalte acrílico. Como no tiene olor, es la pintura más apropiada para estancias con poca ventilación. Además, es soluble en agua.
  • Esmalte sintético. Indicado para materiales como el metal o la madera debido a su alto grado de protección. Se puede escoger su acabado: brillante, satinado o mate.
  • Barniz. Un acabado sobre la madera que la dota de resistencia a la abrasión, durabilidad e impermeabilidad.

Te invitamos a que nos hagas tu consulta sobre pinturas de pared o acudas directamente a nuestra tienda de pinturas en Granollers, donde el equipo de Oller Decoració te asesorará.

Contactar